La Florida, la Perla del Sur de Santiago

En los últimos años, la comuna de La Florida ha crecido en casi todos los sentidos: en altura, en servicios y en calidad de vida. Bien conectada al resto de Santiago y a los pies de la precordillera, su oferta inmobiliaria y comercial es amplia y variada.

La Florida se ha transformado en una de las comunas más atractivas de Santiago en los últimos años. Mientras algunos sectores como el Paradero 14 de la Avenida Vicuña Mackenna son activos centros urbanos, otros mantienen un cierto aire rural y patrimonial. Hoy, con más de 364.000 habitantes y 70,8 kilómetros cuadrados, es la tercera comuna más grande de la capital y se ha consolidado como un lugar residencial y comercial muy bien equipado, que además se ocupa de prestarles servicios a sus vecinos como Peñalolén, San Joaquín, Macul, La Granja, La Pintana y Puente Alto.

Todo esto no es casualidad. La comuna es reconocida como un importante subcentro, que sólo entre 1990 y 2011 sumó 476.000 metros cuadrados de infraestructura destinada a servicios y hoy está equipada con colegios, oficinas, supermercados, bancos, dos grandes centros comerciales (Plaza Vespucio y Florida Center), universidades, el Museo Interactivo Mirador (MIM), pulmones verdes como el Parque Tobalaba y el Parque Comunitario Panul, además de excelentes accesos a través de grandes avenidas (como Vicuña Mackenna y Américo Vespucio) y el Metro con las líneas 4, 4A y 5.

A ello se suma un rico patrimonio arquitectónico, basado no sólo en casonas de arquitectura rurales del siglo XIX, sino también en una cultura de barrio donde el almacenero y el casero de la feria libre todavía juegan un rol importante. Destacan, por ejemplo, la Casa Consistorial de la Municipalidad, el Centro Cultural La Florida, la Biblioteca Municipal, la Capilla Santa Irene, la Parroquia San Vicente de Paul y la Planta Hidroeléctrica, construida en 1909 y que todavía se encuentra en funcionamiento.

Atractiva Oferta Inmobiliaria

La Florida tiene sectores residenciales ampliamente consolidados desde avenida Tobalaba hacia el oriente, como Lo Cañas, donde predominan proyectos de casas junto a la precordillera. A su vez, se destacan locaciones destinadas a la construcción de departamentos y oficinas, como la Avenida Américo Vespucio y el sector del Metro en Vicuña Mackenna. Según Colliers International, a marzo de este año,el 76,2% del stock de departamentos concentraba unidades de uno y dos dormitorios, mientras que las casas de tres habitaciones dominaban con el 52% de la nueva oferta de este tipo de propiedades.

La comuna aparece como un buen lugar no sólo para vivir, sino también para invertir. Entre 1990 y 2010 el precio del suelo se multiplicó en diez veces y en los últimos años, el valor de las propiedades pasó desde UF 38 el metro cuadrado hasta las UF 45,3 en promedio que valen hoy los departamentos nuevos, con alzas anuales de 4%-5%. Por eso, no es de extrañar que durante 2016 La Florida se haya mantenido como un puntal en el desarrollo del sector inmobiliario: aumentó su participación en la venta de propiedades nuevas en 4% con respecto al año pasado. Según GFK Adimark, el segundo trimestre de 2016 ocupaba 3,4% y 4,5% de la oferta de departamentos y casas, respectivamente, estando además entre las diez comunas con mayor cantidad de venta de viviendas de la capital. Según los expertos, su ritmo de crecimiento no decaerá en el futuro, por lo que continuará proyectándose como una de las comunas más destacadas e interesantes de la capital.