Equipamientos Que Mejoran la Calidad de Vida

Los departamentos y casas se han hecho más pequeños con el tiempo, pero los lugares comunes en edificios y condominios son cada vez más completos. En definitiva, vivir en comunidad no implica tener menos espacio, sino aprovecharlo de una manera distinta.

Hoy somos más y vivimos en propiedades más pequeñas. Así es la realidad de grandes ciudades como Santiago y poco va a cambiar en el futuro. Son cada vez menos los que viven en grandes casas, con jardín, piscina y el quincho para recibir a los amigos. Pero no hay que preocuparse, porque habitar viviendas con una menor cantidad de metros cuadrados no significa contar con un espacio más limitado, sino que éste se distribuye de una manera diferente, con el beneficio adicional de que puede ofrecer muchos más servicios y en forma más segura que un lugar de mayores dimensiones.

Hoy los espacios comunes son mucho más que solamente un bonito hall de entrada, se extienden a un gran concepto: calidad de vida. Se trata de lugares y equipamientos pensados para hacer más cómodo el día a día, en especial si se trata de inmuebles de carácter familiar.

¿Qué mejor que, en vez de alquilar un local en otro sitio de la ciudad para festejar el cumpleaños de un hijo, utilizar la sala multiuso y el jardín del edificio, sin tener que hacer traslados ni pagar altos costos extraordinarios? ¿O que en vez de dejar sucio el departamento y estar apretados en él, hacer un asado en el quincho? ¿O no tener que pagar un gimnasio externo, perdiendo tiempo en ir y volver de él y, además, empleando duchas e instalaciones sanitarias compartidas? ¿O usar una piscina sin tener que hacerse cargo de ponerle cloro todas las semanas y estar pendiente de su limpieza? Éstas son sólo algunas ventajas de tener el acceso a muchos servicios a la mano, en forma más económica y en un solo lugar.

Equipos Claves

Hay equipamiento de diferentes variedades y estándares. Algunos edificios hoy ofrecen salas multiuso donde se festejan cumpleaños y eventos, gimnasio, quincho y lavandería, si es que la mayoría de los departamentos no cuentan con logia.

Sumadas a estas instalaciones, otros edificios cuentan con sala de películas, sauna, jacuzzi, piscina y jardines interiores con juegos para niños. Las edificaciones de un nivel superior agregan salas de estudio con internet gratuito y espacios para trabajar o leer, salones de juego para adultos bien equipados (mesa de pool, dardos, mesas de juego). Un upgrade aún mayor ofrecen los proyectos con piscina temperada o incluso privada.

Aunque, claro, poco se saca con tener mucho, pero abarcando poco. Por eso, el equipamiento debe ser de calidad, con dimensiones acordes a la cantidad de departamentos o casas del recinto y dotados con muebles y elementos adecuados, como cocina y baño en el caso de la sala multiuso, o variedad y altos estándares de máquinas en el gimnasio.

El funcionamiento de todos estos elementos está regido por el reglamento de copropiedad de la vivienda y se encuentra incluido en los gastos comunes que se pagan todos los meses. Sin embargo, varios de ellos tienen un costo adicional asociado, que se destina a pagar la limpieza específica después de un evento y al ahorro para cancelar posteriores arreglos o reemplazos por el desgaste. A pesar de eso, conscientes de que los gastos comunes consumen en varios casos una amplia fracción del presupuesto mensual de cada hogar, la tendencia es buscar instalaciones y servicios que optimicen el espacio y sean de valores accesibles para que, a fin de cuentas, se conviertan en un real aporte a la calidad de vida de cada habitante de un edificio o condominio.