Alta Demanda por Departamentos en el Sector Centro-Oriente

Hoy, prácticamente tres de cada cuatro habitantes de la capital viven en departamentos y, de ellos, un porcentaje mayoritario quiere hacerlo en Santiago, Providencia, Ñuñoa y Las Condes. Es una tendencia que se mantiene fuerte en el mercado inmobiliario.

“El sueño de la casa propia, con el tiempo se ha ido convirtiendo en el sueño del departamento propio. Si hasta el 2011, las búsquedas de casas superaban a los departamentos, a partir de esa fecha las búsquedas de estos últimos han ido en aumento”, comenta Nicolás Izquierdo, subgerente de Estudios de Portalinmobiliario.com.

 Sus palabras reflejan una realidad que se ha consolidado en el mercado: en los últimos años, Santiago ha mostrado una amplia tendencia a la densificación, que consiste en edificar más viviendas en menos terreno. En el segundo trimestre de 2016, la venta de departamentos nuevos fue el 73% del total de propiedades, de acuerdo a cifras entregadas por la Cámara Chilena de la Construcción (CChC). La cifra asciende a 85% si se considera la comercialización de propiedades usadas. 

Sin embargo, si bien a grandes rasgos una amplia cantidad de comunas se han visto beneficiadas con este “boom” por vivir en altura, sólo algunas son las preferidas. Según un estudio realizado por Portalinmobiliario.com, Santiago, Providencia, Ñuñoa y Las Condes captan el 51% de las búsquedas por ventas en este sitio web y representan el 61% de las preferencias en alquileres. 

Estas cifras concuerdan, al menos en la tendencia, con el informe sobre el Mercado Inmobiliario entregado por la CChC para el segundo trimestre de 2016. Mientras Santiago acaparó el 16% de las ventas de departamentos nuevos, Ñuñoa/La Reina llegó al 10%, Las Condes capturó el 6% y Providencia, el 3%. En total, todas estas comunas suman el 35% de la comercialización de departamentos nuevos, siendo el mayor lugar de atracción de la capital. Este porcentaje se alza a 40% si se agregan Vitacura (3%) y Lo Barnechea (2%). 

Estas cifras se deben a que se trata de propiedades con un equipamiento de alto nivel y a su ubicación cercana a diversos centros de trabajo y estudios, además de tener acceso rápido a una amplia oferta de supermercados, malls, restaurantes y transporte público. “Esta cercanía permite además disminuir los tiempos de traslado en relación a zonas más alejadas de la ciudad, lo que impacta directamente en calidad de vida”, comenta Nicolás Izquierdo. 

Estas comunas se encuentran entre las que ofrecen mayores estándares en el país, como lo muestra el Indicador de Calidad de Vida Urbana de Ciudades Chilenas (ICVU), elaborado por la CChC y el Instituto de Estudios Urbanos y Territoriales de la PUC sobre la base de 93 comunas. Según este índice, Las Condes encabeza el ranking, seguida por Vitacura y Providencia, mientras que Ñuñoa se encuentra en la sexta ubicación, Lo Barnechea en la séptima, y La Reina y Santiago se ubican en expectantes 11º y 14º lugares. Al menos en lo que a vida urbana se refiere, parece que las casualidades no existen.