Nueva Ley de Aportes al Espacio Público

El Congreso aprobó una legislación que trae una buena y otra mala noticia. La primera significa que por cada nuevo proyecto inmobiliario que se construya, habrán mejoras viales y más recursos para realizar proyectos urbanos. La negativa implica que es muy probable que los precios de las nuevas viviendas suban.

Esta semana la Cámara de Diputados aprobó en su tercer trámite legislativo la nueva Ley de Aportes al Espacio Público, que modifica la legislación vigente que establece que sólo aquellos proyectos residenciales con más de 250 estacionamientos y los comerciales con más de 150, realicen un Estudio de Impacto al Sistema de Transporte Urbano (EISTU), con recursos para efectuar obras de mitigación.

Según el Ministerio de Vivienda y Urbanismo, en la actualidad sólo el 5% de los proyectos inmobiliarios se hacen cargo hoy del impacto vial que generan. Pero esta nueva ley cambiaría este panorama a partir de 2019, año en el que comenzaría a operar, ya que todavía se deben hacer varios trámites, como modificar tres incisos y elaborar un reglamento.

La normativa tiene dos instrumentos. Uno llamado mitigaciones, que son obras concretas de gestión de tránsito (calles, semáfotos, ingresos, peatonizaciones) que serán definidas en un informe de Mitigación Vial, el cual deberá hacer la empresa inmobiliaria en el entorno próximo al proyecto si éste es de "impacto relevante". El segundo consiste en aportes al espacio público, que realizaron proyectos de densificación (se construyen en predios ya urbanizados) hasta por el 44% del avalúo fiscal del terreno. Estos recursos ayudan a financiar un plan comunal o intercomunal de obras, y se invierten en un 70% en proyectos de movilidad.

Sin embargo, la aplicación de esta nueva ley podría implicar mayores costos para las nuevas viviendas. En la Cámara Chilena de la Construcción lo catalogan de un "nuevo impuesto" y es que, además de solucionar los problemas inmediatos que puedan generar los proyectos inmobiliarios, se les exige corregir aquellas falencias que poco o nada tienen que ver con su influencia directa.